Viernes 21 febrero 2020

Logo Central America Link

Lo engañoso de los indicadores macroeconómicos

Lunes 10 enero, 2011


Roberto Rubio-Fabián
La Prensa Gráfica, El Salvador

No cabe duda que los indicadores macroeconómicos son muy útiles pues es una forma de aproximarnos a la realidad económica para conocerla y transformarla. Sin embargo, hay que tener cuidado con su uso e interpretación ya que no solo pueden prestarse a análisis interesados o manipulaciones sino que también muchos de ellos poseen un carácter engañoso.

Una interpretación equivocada o interesada puede darse dependiendo del enfoque que se asuma. Así para el caso, una ligera variación del crecimiento del PIB puede o no ser relevante dependiendo de si lo vemos desde una perspectiva macroeconómica o desde una microeconómica.

El saber que el crecimiento anual de la economía es o será del 0.7% y no del 1% es ciertamente irrelevante para la economía cotidiana de la población. Lo que es relevante para esta es el precio del pasaje, de los alimentos, de lo que paga por gas y electricidad, etc. Aunque a la larga su consumo pueda verse afectado por unos puntos más o unos menos, lo cierto es que la gente no come ni vive de décimas de más o de menos.

Pero si esos movimientos decimales los vemos desde una perspectiva macroeconómica, entonces sí resultan relevantes. El que la economía haya crecido al 0.7% y no al 1% sí importa para el logro de los objetivos fiscales, las metas de inversión, los niveles de deuda, los compromisos con organismos internacionales, las calificaciones de riesgo, el valor de los bonos soberanos, etc. Los equilibrios macroeconómicos sí son sensibles a los decimales.

Ahora bien, resulta que los indicadores macroeconómicos no solo pueden ser interesada o maliciosamente interpretados “según el cristal por donde se miran”, sino que muchos de ellos en sí mismos encierran un carácter engañoso. Así por ejemplo, un incremento sustantivo del número de policías y miembros de la seguridad privada puede significar un crecimiento de la tasa de empleo e incidir positivamente en el incremento del PIB. Sin embargo esa lectura positiva del crecimiento cuantitativo del empleo puede llevarnos a engaños, pues significa cualitativamente que ha ido creciendo la inseguridad y por tanto la necesidad de más personal para enfrentarla.

Leer más…