Domingo 20 octubre 2019

Logo Central America Link

Lo que no prometió el Presidente en su plan de Gobierno

Miércoles 14 septiembre, 2011


Rodolfo Pérez García
El Nuevo Diario, NIcaragua

Se prometió de todo, casas, buses, camiones, hospitales, helicópteros y hasta naves espaciales para paseos a la luna de acuerdo con la lista suministrada por los Consejos del Poder Ciudadano de cada comunidad o barrio, me parece que de acuerdo con los gritos y algarabías los asistentes se hacían que le creían todo lo que el Presidente decía, hasta la rima les favorece a los discursos electoreros, y este, se los aseguro, ha sido uno de los mejores en cuanto a venta de productos de difícil alcance.

Era grande la expectativa que tenía el pueblo nicaragüense de escuchar el plan de gobierno del actual gobierno que el ahora Presidente quiere seguir siendo Presidente, a cualquier costo. Como es típico en sus actos, todo se desarrolló de acuerdo con el circo bien montado, con la utilización de algunos jóvenes y pobladores, y en su gran mayoría con miles de trabajadores del Estado o beneficiarios de programas sociales, ambos condicionados a la asistencia obligatoria a cualquier actividad que convoque su partido, no les queda más remedio a estos compañeros.

Tras prometer tantas cosas y con tanto fervor, por un momento me confundí si me encontraba frente a un candidato de este país o de Suecia, la oferta del Comandanta va más allá de cualquier imaginación cristiana, socialista y solidaria, el menú para este próximo período abarca desde las tradicionales gallinitas, chanchitas, vaquitas hasta las laminitas de zinc, la novedad parecer ser ahora los teléfonos celulares de última generación que tienen algún programa especial que sacará a la gente de la pobreza o alguna señal que conectada al aparato saciará el hambre de miles de desempleados que pululan por las calles de las ciudades y caminos del campo en busca de un empleo digno y que muchos por falta del carné mágico del partido; no han podido conseguir un enchufe para ganarse el sustento de cada día.

Si creyéramos como lo hacen los más allegados del círculo de poder, estaríamos ante la presencia de una Nicaragua que en cinco años estará en los niveles de desarrollo de Alemania o Dinamarca, “…miente, miente, que algo de eso quedará y será creído…”, decía el rey de la manipulación de masas de Hitler.

Leer más...