Jueves 24 junio 2021

Logo Central America Link

Los empresarios y el futuro

Miércoles 03 noviembre, 2010


Dina Fernández
El Periódico, Guatemala
 
Existen varios procesos en tribunales que afectan a empresas importantes del país y dificultan, por la naturaleza misma de los procesos, la buena marcha de los negocios.  Para agregar sal en la herida, resulta que el sector privado no tiene candidato para las próximas elecciones. La posible candidatura de la primera dama, Sandra Torres, les eriza los pelos como a buena parte de las clases medias, pero el líder del Partido Patriota, el general Otto Pérez, no ha conseguido ganarse plenamente su confianza. 
 
A diferencia de lo que ocurría con Álvaro Arzú u Óscar Berger, cuyo linaje criollo empresarial estaba fuera de duda, ninguno de los candidatos que pretende disputarse al electorado conservador cuenta con ese nivel de pedigrí. Lo cierto es que después de haber ejercido un poder considerable en Guatemala durante décadas, la elite empresarial encuentra ahora dificultades reales para hacerse escuchar e incidir. 
 
La desazón entre los empresarios resulta palpable pero más aún, la nostalgia por esa época en la que ellos mandaban (y en la que justo es reconocer, el país no logró generar prosperidad económica ni instituciones fuertes). Con suspiros y añoranzas no se construye liderazgo y Guatemala lo necesita de los empresarios, como de otros grupos organizados. ¿Qué podrían hacer entonces para recuperar peso político?
 
El sector privado ganaría mucho si hiciera una reflexión profunda sobre su identidad. Siempre han existido intereses dispares e incluso contradictorios entre las cámaras empresariales, pero la heterogeneidad actual es mucho más marcada y merecería atención para crecer en diversidad y alcance.
 
Asimismo, resultaría valioso que los empresarios con interés en lo público trabajaran en la seriedad de sus planteamientos para que se percibiera en ellos mayor conocimiento de la realidad del país, solidez técnica y coherencia entre el decir y el hacer.