Jueves 24 junio 2021

Logo Central America Link

Los miniempleos

Miércoles 10 noviembre, 2010


Rafael A. Delgado Elvir
La Prensa, Honduras
 
Según los estrategas del gobierno, ahora se tiene la herramienta para combatir la crisis del país. Los miniempleos, como se les conoce en otros países al empleo de pocas horas, se lanzan en Honduras como la forma de integrar al mercado laboral a los desempleados hondureños, terminando así, supuestamente, con la crisis social y económica.
 
Bajo esta nueva ley, la motivación que surge para algunas empresas de recurrir a esta forma del empleo es clara. En temporadas de mucho movimiento, como ser los fines de semana, fines de mes, temporada navideñas o feriados, en especial el sector comercial y de los servicios contratan personal adicional para actividades con escasa formación, que pasadas esas fechas no se necesitan más y deben despedirse. 
 
La contratación temporal permitiría legalizar e incentivar lo que ya podría estar ocurriendo. Sin embargo, cuesta entender dónde está el beneficio diseñado para el empleado, quien solamente tendrá oportunidad de un tiempo limitado de trabajo con una remuneración muy baja que, definitivamente, no cumple con condiciones básicos que debería tener una relación laboral: asegurar un ingreso para cubrir los gastos básicos del empleado.
 
En otros países los miniempleos se han creado originalmente para resolver problemas de determinados segmentos de la población. Piénsese en los estudiantes que disponen de menos de una jornada completa para trabajar en su período académico o que desean aprovechar sus vacaciones para ganar algún dinero; jubilados que reciben sus pensiones y desean trabajar un par de horas para aumentar sus ingresos. En esos casos ha funcionado. 
 
Pero aún con estas intenciones originales, los miniempleos se han extendido, y rápida y peligrosamente se están acercando a convertirse en una característica fundamental del mercado laboral, que ahora demanda cada vez más miniempleos. No se debe confundir a la población haciéndole creer que bajo esta nueva ley el mercado laboral cambiará para generar buenos empleos con dignos salarios.