Miércoles 28 octubre 2020

Logo Central America Link

Más sobre inversiones y empleos

Martes 06 marzo, 2012


Roberto Mendoza Sol
La Prensa Gráfica, El Salvador

Mi artículo anterior “Un diagnóstico silvestre” publicado en LA PRENSA GRÁFICA el 12 de febrero, concluía que inversiones en estos momentos hay que motivarlas donde sea que estén al alcance, a fin de producir más empleos.

Para ello se necesitan grupos aguerridos de inversionistas en aquellas unidades empresariales de gran escala, que den el ejemplo y se conviertan en locomotoras del progreso y al mismo tiempo en impulsores de pequeñas y medianas empresas que se integren luego, como proveedoras, a las cadenas productivas mundiales, regionales y locales.

Sostenía que para ello es necesario promotores eficaces de inversiones, que no solo sepan diseñar nuevas reglas del juego en estructuras de negocios futuristas, sino también nuevas lógicas de negocios. A veces hay que saltarse esquemas tradicionales e ideologías, para evolucionar y progresar acompasadamente con los rápidos cambios que se están sucediendo en todos los ámbitos.

Quien suscribe mencionaba que Ana Vilma Albanez de Escobar podría tener una carta que jugar en este esfuerzo. Pero, debo decir, tratando de ser más objetivo y justo, que hay también otras personalidades igualmente capacitadas y eficaces, que podrían participar en este esfuerzo, independientemente de su color partidario. Sería positivo para el país invitarles a participar, les simpaticen o no a nuestras preferencias partidarias e ideológicas. Estas personalidades le agregan valor a sus respectivos partidos y no a la inversa. Han demostrado además su integridad y entrega a los intereses generales.

Yo soñaría con verles a todos ellos conformar un equipo conjunto de trabajo, para el diseño de nuevas canchas de negocios con sus correspondientes estructuras productivas, nuevas oportunidades y adecuados perfiles de inversión. Son líderes todos ellos con capacidades de diseño, promoción, gestión de fondos y ejecución de programas, proyectos, presupuestos, calendarios, etcétera, y son, por su trayectoria, tomadores de decisiones aun en escenarios donde impera el riesgo. Además, gozan de la confianza de organismos cooperantes y países amigos.

Cabe señalar que muchos de mis amigos, partidarios militantes de los respectivos institutos políticos, votarán ahora independientemente de su filiación partidaria. Esto considero que es un progreso, ya que el criterio a tomar en cuenta ahora es la obra municipal y el trabajo legislativo realizados, según me han dicho. Las soluciones pareciera que ya no están en manos de partidos, sino de líderes eficaces, eficientes y efectivos, que tanto falta nos están haciendo. Aunque ellos siempre necesitarán de los respectivos apoyos partidarios y aritméticas legislativas.

Leer más...