Jueves 17 junio 2021

Logo Central America Link

Mejores tiempos

Martes 16 noviembre, 2010


José Alejandro Arévalo Alburez
El Periódico, Guatemala
 
Los pronósticos de crecimiento económico de los países emergentes, incluyendo América Latina y los BRIC (Brasil, Rusia, India y China), para el presente año y para 2011 rondan el 8 por ciento, mientras Estados Unidos de América estaría un poco arriba del 2 por ciento y la Eurozona podría situarse en 1.5 por ciento. La economía mundial, en su conjunto, crecerá este año alrededor del 4.8 por ciento, mientras el próximo sólo el 4.2 por ciento, de acuerdo con las estimaciones más recientes.
 
Las perspectivas económicas continúan siendo dispares entre países y regiones. Se prevé mayores tasas de crecimiento en aquellas economías que gozaban de fundamentos macroeconómicos más sólidos antes de la crisis. Aunque de manera modesta, la economía mundial continuará recuperándose. Las economías emergentes muestran un crecimiento más dinámico, mientras que las economías de Estados Unidos de América y de la Eurozona muestran una recuperación más lenta.
 
Aunque los índices de confianza del empresario y del consumidor, así como la producción industrial y el gasto de los consumidores, se han recuperado a niveles positivos desde los niveles negativos del año pasado, en general, persisten las dudas sobre su sostenibilidad. El comercio mundial ha aumentado este año muy por encima de la caída sufrida el año anterior. 
 
El mayor riesgo radica en una potencial guerra de tipos de cambio, mientras el crédito bancario al sector privado muestra un lento proceso de recuperación, apenas saliendo del ámbito negativo. América Latina muestra un comportamiento más optimista, especialmente en las economías con un sector externo más diversificado hacia los mercados de Asia, región con mayor dinamismo.
 
Por otra parte, en Guatemala los indicadores son alentadores. Las exportaciones e importaciones aumentan 13 por ciento en precios y 7 por ciento en volumen. La actividad económica sugiere un crecimiento económico entre 2 y 3 por ciento, conforme al IMAE (Índice Mensual de la Actividad Económica). Lamentablemente el empleo muestra un rezago respecto a este crecimiento, dado cierto nivel de desconfianza por el contexto mundial, la volatilidad de políticas económicas del Gobierno y el evento electoral. Pero con un nuevo gobierno, históricamente, resurge el optimismo y la economía. Ojalá así sea.