Martes 24 noviembre 2020

Logo Central America Link

México subasta campos petroleros

Jueves 08 diciembre, 2016


 

El gobierno de Enrique Peña Nieto y gran parte del sector empresarial mexicano se mostraron satisfechos con la subasta de esta semana, la primera en ofrecer licencias para explorar y desarrollar los potenciales bloques de petróleo y gas natural en aguas profundas en el Caribe.

Su placer era entendible, en parte porque los pesimistas habían predicho que los precios internacionales bajos asustarían a los compradores potenciales, y en parte porque las subastas anteriores para los proyectos terrestres y de aguas poco profundas habían generado poco interés.

Esta vez, sin embargo, sólo dos de los 16 bloques quedaron sin oferta adecuada, un buen resultado por estándares internacionales.

Los bloques se encuentran en un territorio inexplorado, pero están cerca de las zonas del otro lado de la frontera marítima con Estados Unidos, que en años anteriores han sido altamente productivos.

La subasta en este caso ofreciá a los inversores, los incentivos fiscales significativamente mejores que los de las subastas anteriores, mientras que los bloques en sí eran más grandes.

Los compradores ganadores incluyen la francesa Total, Chevron y Exxon Mobil, ambas con sede en los Estados Unidos, y la estatal China National Offshore Oil Corporation.

Los ingresos de la subasta se estiman en unos $ 42 mil millones, aunque las cifras exactas no serán sabidas hasta después de 2020, cuando los campos comienzan a producir.

La subasta fue la cuarta celebrada en México, luego de una reforma de 2014 que abrió el sector energético a la inversión privada, después de 77 años de monopolio estatal.

Pemex, la empresa estatal, carece tanto de capital como de experiencia, lo que le permitiría desarrollar potenciales recursos en aguas profundas.