Miércoles 28 octubre 2020

Logo Central America Link

Morales salta al vacío en Guatemala

Viernes 15 enero, 2016


 

Jimmy Morales ha asumido la Presidencia de Guatemala. En su discurso de toma de posesión, anunció las líneas maestras de su gestión.

Como no podía ser de otra manera, inició su discurso reiterando su compromiso con la honestidad, y pidiendo de los guatemaltecos un trabajo conjunto en la tarea. “Sin el trabajo de todas la sociedad no será posible sacar adelante a Guatemala”.

Reducir un 10% de la desnutrición crónica, tener hospitales surtidos de medicinas y una apuesta firme por la educación, son sus metas principales.

Retos enormes cuando hereda un estado en ruinas, con una insignificante representación parlamentaria y con su hombre fuerte en riesgo de perder su escaño en el Congreso acusado de crímenes de lesa humanidad.

A esto se suma una ciudadanía empoderada y expectante porque cumpla su principal promesa de campaña: la honestidad en el manejo de la cosa pública.

Su triunfo en las urnas solo se explica por el cansancio de la población ante el expolio sistemático de los recursos del estado por los políticos tradicionales, saqueo que alcanzó sus más altas cotas de descaro durante la administración de Otto Pérez y Roxana Baldetti, ambos en prisión preventiva a la espera de juicio por delitos relacionados con actos de corrupción.

“El voto a Morales fue un salto al vacío. Llegó porque representaba la opción menos peor. No hay mayores expectativas respecto a su gestión. Jamás esbozó un programa de gobierno. Eso genera inquietud”, resume el analista Edgar Gutiérrez, de la Universidad de San Carlos.