Martes 22 septiembre 2020

Logo Central America Link

Multinacionales potencian marcas de Costa Rica

Lunes 23 mayo, 2016


 

Pertenecer a grandes cadenas y multinacionales puede ser beneficioso para marcas de Costa Rica, por su exposición a mercados extranjeros.

Ese es el caso de compañías costarricenses que fueron adquiridas por empresas foráneas, como ocurrió con TicoFrut, de producción de frutas de exportación, que fue comprada por la nicaragüense Grupo Pellas.

Entre las marcas que se “internacionalizaron” se incluye Lizano, que es parte de Unilever desde 1991. También Gallito, que forma parte de Mondelez; Atlas que pasó a ser de Mabe, así como Pozuelo y Pops, que son de Grupo Nutresa, de Colombia.

A esta lista se le suman Luisiana y La Cima, que son de la mexicana Gruma; Pipasa y Cinta Azul, de Cargill, además de Durman Esquivel, propiedad de la compañía belga Aliaxis.

El conocimiento de las marcas, así como la ubicación estratégica es un punto que han aprovechado las compañías multinacionales.
Por ejemplo, Pozuelo mantiene su producción en la Uruca y desde 2006 forma parte de Nutresa de Colombia.

En medio de esta adquisición aumentó el nivel de innovación de la compañía, lo que hoy representa un 15% de las ventas totales.

“Las marcas tuvieron un crecimiento acelerado tanto en Costa Rica como en otros mercados internacionales; además, se consolidó su liderazgo en la región centroamericana”, dijo Alberto Hoyos, presidente de Negocio de Galletas de Grupo Nutresa.

En algunos casos, las multinacionales han optado por mantener la producción en el país generando nuevas marcas y líneas de productos.