Miércoles 19 junio 2019

Logo Central America Link

Negociación y financiamiento de universidades públicas

Viernes 20 agosto, 2010


Francisco Barahona
La Prensa Libre, Costa Rica
 
El tema de la negociación y financiación al sistema de universidades públicas está casi ardiendo y en vías de no encontrar puntos de acuerdo que permitan una negociación entre el Gobierno y el Conare que tiene ya más de año y medio de posposición. Pese a las grandes manifestaciones de este martes donde todas las cuatro Universidades unieron esfuerzos y a las marchas a las que  asistieron  miles y miles de manifestantes, no pareciera que estemos cerca de encontrar humo blanco y difícilmente la intervención de la Presidenta, contribuya a resolver el desideratum, de acuerdo a sus propias afirmaciones.
 
Todo esto suena inaudito y si no se da un golpe de timón de los representantes del Ejecutivo o los Rectores aceptan bajar la cabeza de sus planteamientos, pues muy probablemente el tema irá como lo establece nuestra Constitución, a la Asamblea Legislativa, pues si en quince días no se resuelve la confrontación, se mandará el nuevo presupuesto nacional de la República a discusión de la Asamblea con la fórmula de un insuficiente 4,% de aumento anual, ofrecido por el gobierno y allí si que las cosas se complicarían de una manera exponencial y peligrosa para todos.
 
Se impone desde los ámbitos mediadores y progresistas un cambio de actitud que permita desbloquear las negociaciones, comenzando por la intervención de la Presidenta quien ahora si, no puede seguir argumentando que el tema es de nivel técnico y por ello es competencia de los cuatro ministros(as) que están empantanados. No Señora, aumenta la temperatura y a Usted le corresponde por ley y por imperativo ético y de concertación que finalmente el enfrentamiento depare beneficio directo a los intereses legítimos de nuestro pueblo.
 
No puede aceptarse que hoy la discusión se centre solo en que existen algunas decenas de salarios altos en las universidades, tal y como se dan en toda la administración pública, no es acaso cierto que el nuevo Presidente Ejecutivo del ICE ganará por encima de siete u ocho millones y que el nuevo Gerente del Banco Nacional catorce millones. Eso si es un abuso, pero dentro de las universidades públicas no existen salarios tan altos y en todo caso, puede hacia el futuro inmediato, establecerse una moratoria para que estos no crezcan rápido y solo sean competitivos con el mercado laboral, dependiendo de sus logros, preparación y compromiso; de lo contrario, se perderían muchos buenos maestros e investigadores que trabajan de lleno por el país y no solo para empresas privadas locales o multinacionales. Pensemos que todos tenemos familias y que nuestro esfuerzo personal y comunitario permanente debe tener incentivos legítimos.