Miércoles 21 octubre 2020

Logo Central America Link

Nicaragua cierra las puertas a Uber para evitar conflictos con taxis

Martes 31 enero, 2017


 

El gobierno de Nicaragua no permitirá la entrada de Uber al país para evitar conflictos con el gremio de taxistas, informó el asesor del presidente Daniel Ortega en temas sociales, Orlando Núñez.

Al cambio se piden a las cooperativas de transporte mejorar el servicio que ofrecen.

“No hay disposición de abrir las puertas a Uber. Ellos (los taxistas) están preocupados de que Uber pueda entrar a Nicaragua y nosotros estamos preocupados porque se puede generar un conflicto,” indicó Núñez.

“Nosotros lo que le decimos a los transportistas es que al impedir la entrada de Uber, en contraparte ellos tienen que mejorar su servicio a la población”.

La decisión del Gobierno de no permitir el ingreso de Uber a Nicaragua —si la compañía lo solicitara, ya que hasta ahora solo se había hablado de que estaban analizando el mercado—  ya había sido comunicada a los representantes de las cooperativas en días anteriores, informá El Nuevo Diario.

“Amaru Ramírez (director del Instituto Regulador del Transporte del Municipio de Managua) llamó a todos los dirigentes del gremio para expresar la voluntad política de la Presidencia que establece que Uber no va funcionar en este país.

“Esta decisión la vemos con positivismo y nosotros nos comprometemos a cambiar el comportamiento de los transportistas, ser amables, mejorar el porte y aspecto tanto de los vehículos como de los conductores”, aseguró Reynaldo Bermúdez, presidente de la Unión de Cooperativas de Taxi (Unicootaxi).

En cuanto a Airbnb -- la llamada “Uber del hospedaje” -- Anasha Campbell, codirectora del Instituto Nicaragüense de Turismo (Intur), se mostró a favor ayer de reflexionar.

“La tecnología también trae consigo retos y desafíos,” dijo.

“En los últimos días se ha estado discutiendo temas como Airbnb, que si bien es cierto permite tener ese intercambio y esa conexión directamente entre el consumidor (turista) con la población local, se vuelve un reto para el sector (turístico) como tal, porque muchos de los actores tradicionales del sector turístico ya no están en ese intercambio directo.”

Entonces, opinó Campbell, “eso nos llama también a reflexionar sobre las necesidades de crear políticas públicas en esta materia que regulen un poco el desarrollo de este tipo de tecnologías de manera que tampoco afecte al sector como tal”.