Sábado 12 junio 2021

Logo Central America Link

Nicaragua tan pobre por ser tan rica

Miércoles 03 noviembre, 2010


Cornelio Hopmann
El Nuevo Diario, Nicaragua
 
Nicaragua en la mayor parte de su territorio es un país con vocación de silvicultura, que su fuente de riqueza más importante podrían ser sus bosques y el cuido de los mismos, y no su destrucción para el pasto temporal del ganado, el cultivo de palma africana o la agricultura de granos básicos.
 
Ese mal aprovechamiento sistemático y sistémico no es sólo la consecuencia de falta de conciencia o conocimientos, o peor de malas intenciones, sino de condiciones socioeconómicas y de reglas, tanto ausentes como presentes. En este marco, el objetivo principal del Plan Nacional “La Madera – nuestra Riqueza”, es aprovechar de manera sostenible la riqueza aún existente en los bosques nacionales, protegerla y recuperarla por medio de un programa masivo de reforestación.
 
Como segundo objetivo, se creará en 5 años al menos 100,000 plazas nuevas de trabajo vinculadas con la madera. Se establecerá la cadena nacional de agregación de valor a la madera, que comienza en los viveros manejados a nivel de comunidad o municipio, pasa por bosques certificados por su manejo sostenible, Almacenes de Deposito de madera aserrada, clúster de manufacturas de muebles de alta calidad para terminar en tiendas reales y virtuales de “Muebles de Nicaragua” en países desarrollados, y respaldados por almacenes compartidos de despacho rápido allá.
 
La creación de Almacenes de Depósito para el secado de la madera, su inclusión en la Ley de Bancos y otras instituciones financieras con la subsiguiente supervisión por la Siboif, facilitará la emisión de Certificados de Depósito Negociables, tanto en el mercado financiero nacional como internacional. Algo similar puede implementarse para la plantación y el cuido de bosques en el marco del programa REDD y de los certificados CO2, también incluidos en Nagoya. De esta forma, cuidar un bosque y cuidar madera se vuelve algo muy rentable.