Sábado 20 julio 2019

Logo Central America Link

No es tiempo para enemigos

Miércoles 12 octubre, 2011


Joaquín Samayoa
La Prensa Gráfica, El Salvador

Los políticos son muy hábiles para hacer aparecer o desaparecer cosas por arte de magia. Eso es lo que hizo Medardo González el domingo recién pasado en su alocución ante miles de entusiastas asistentes a la 28ª convención ordinaria del FMLN. De su elegante sombrero de copa salieron conejos y palomas. Agitando con elegancia su capa de terciopelo hizo desaparecer todo lo malo y lo feo que hay en el gobierno del cambio.

Hubo ambiente festivo en el CIFCO. Pero como la fecha de la convención llegó antes de que su gobierno pudiera arreglarse un poco para estar presentable, no hubo más remedio que esconder el polvo bajo la alfombra para que no se notara. Y todos contentos. No hubo reclamos. Nadie con padecimientos alérgicos había sido invitado, así es que no hubo estornudos embarazosos que delataran el polvillo u otros contaminantes. Estas fiestas políticas son todas iguales. Así, más o menos, se llevó a cabo también la de ARENA unas pocas semanas atrás.

Fue notoria la ausencia de militantes-ministros. De esa forma evitaron el desacato al decreto presidencial y tuvieron un buen pretexto para esconder al ministro de Seguridad Pública y Justicia, cuya presencia habría empañado la imagen de un partido exitoso. Igualmente notoria fue la participación de Salvador Sánchez Cerén. Explican que a él no se le aplica la prohibición de hacer proselitismo porque es un funcionario de elección popular y, por consiguiente, no destituible. Lo que no dicen es que el Vice también es ministro de Educación, nombrado por el presidente y, por consiguiente, sujeto a remoción de dicho cargo a criterio del mandatario.

Según reportes de prensa, el secretario general destacó como un logro de su partido el haber terminado con la corrupción en el gobierno; pero al ser cuestionado por los periodistas no quiso meter las manos al fuego por el presidente o por otros funcionarios, solo por los ministros que logró encajar el FMLN en el gabinete de Funes. En conclusión, eso de haber terminado con la corrupción es algo muy relativo.

Leer más...