Domingo 29 noviembre 2020

Logo Central America Link

No todo lo que reluce es oro en el medio ambiente de Costa Rica

Lunes 19 diciembre, 2016



Costa Rica es un país particular. Mezcla de un paraíso virgen con una anárquica planificación.

El país lucha por convertirse en referente mundial en materia ambiental y en varios campos alcanza el galardón.

Este año, rompió el récord de abastecimiento de energía con fuentes renovables al alcanzar 110 días seguidos generando el 100 por ciento con fuentes renovables, y en lo que va del año, fueron 252.

Las últimas jugadas han sido la planta hidroeléctrica Reventazón, de reciente entrada en operación, y la construcción de la planta Las Pailas II, de generación geotérmica, financiada a través de un préstamo de JICA, la agencia de cooperación japonesa

Frente al mundo Costa Rica brilla verde como un diamante, pero no todo lo que reluce es oro.

El país muestra un preocupante atraso en transporte y en el tratamiento de aguas residuales, sectores en los que la contaminación y los problemas de salud dañan la imagen del país.

Cada año se suman unos 70 miles de vehículos a las carreteras del país, que hacen del cielo un manto gris e invitan a los turistas a escapar hacia zonas más turísticas y verdes.

Además, Costa Rica se encuentra sumamente atrasada en cuanto a tratamiento de aguas residuales, aquellas que eliminan los hogares y las industrias.

Este rezago en infraestructura y tecnologías para el tratamiento de aguas residuales se reduce a una constante y creciente contaminación de los cuerpos hídricos superficiales, al punto que el tratamiento alcanza solo al 14 por ciento.

El crecimiento de la población en zonas urbanas, la falta de planificación y la escasez de medidas de control y políticas empeoran la situación.

Corregir esto no es una tarea fácil.
Para ello sería necesario una mezcla de miles de millones de dólares y la decisión política para encarar la problemática.