Jueves 22 agosto 2019

Logo Central America Link

Obsoletos

Lunes 13 septiembre, 2010


Julio Escoto
El Heraldo, Honduras

Tenemos que repensar al país, reinventarlo, y ello implica reconstruir la República, que no quedó bien tras la severa crisis de 2009 y cuyas reglas de funcionamiento mostraron ser no solo injustas, sino obsoletas. Y de la misma forma, ese histórico ejercicio demanda crear nuevos lenguajes con exacta precisión en sus significados.

Ya no se podrá hablar de comunistas, por ejemplo, porque esa palabra es caduca siempre que se refiera a la experiencia soviética del siglo veinte: no fructificó, no culminó, nunca llegó a ser. Pero de la misma forma se tendrá que especificar el significado de burgueses, pues hay que diferenciarlos: la original burguesía centroamericana fue la que generó la independencia, como por años igual sostuvo al valioso proyecto de la federación, acciones ambas altamente patrióticas y honrosas.

Burgueses de ahora serían entonces los que había definido la revolución francesa como barbilindos, apáticos que detestan la aventura política y dedican su existencia al vicio o a explotar a otros, habitualmente alienados de baja ética y escasa afición laboral. De allí que no obligadamente sea "burgués" el comerciante o industrial, pues se fajan trabajando de sol a sol. Miles de ellos dirigen y administran pequeñas y medianas empresas y se caracterizan por regular lealtad al fisco: pagan impuestos, respetan las reglas, contribuyen con su comunidad. No debe despreciárseles sino integrárseles al esfuerzo conjunto de refundación de lo nacional.

Otros más altos engañan y esquilman al consumidor, regatean salario al obrero, aplican doble contabilidad, roban al Estado, que es decir a lo colectivo, son llanamente corruptos. Y más arriba, con loables excepciones, existen también algunos que pertenecen a grupos de élite de muy elevadas concentraciones de capital, beneficiarios de las operaciones de gobierno, irrespetuosos de la naturaleza y el ecosistema, no digamos de la ley y los códigos de honor.

Son estos últimos quienes instituyeron la ideología de la pobreza abyecta en Honduras. En vez de procurar que la gente gane más para que gaste y consuma más, quieren ser ellos islotes ricos en mar miserable.

Leer más…