Viernes 24 mayo 2019

Logo Central America Link

Ordenémonos

Lunes 21 noviembre, 2011


Alfonso Yurrita
Prensa Libre, Guatemala

La regulación del crecimiento de las ciudades existentes, de los desarrollos rurales, o la generación de una ciudad en tierras aún no habitadas, es decir no “colonizadas”, han recibido con el tiempo, según su objetivo, los nombres de planes directores, planes reguladores, etcétera.

Con el paso del tiempo estos términos han evolucionado hasta llegar a nuestros días, cuando ha surgido la disciplina del ordenamiento territorial, que no sé si es moda o necesidad. Materia que es la consideración de los temas vinculados al soporte físico de las actividades humanas, tanto urbanas como rurales.

La estructura histórica tradicional de la ocupación territorial es básicamente como un rompecabezas, donde cada pieza encaja una con otra en un continuum superficial, con base a los desplazamientos entre un lugar a otro: el campo circunda a la ciudad, la periferia al centro, el barrio a la fábrica, etc. Donde el medio ambiente natural, así como el construido, es urgente de tratar.

Así pues, desde el terremoto de 1976 hasta las tormentas que hemos pasado recientemente, ha quedado demostrado lo frágil que es este subdesarrollo urbano y regional en que se encuentra Guatemala y los grandes daños que se pueden sufrir ante esta falta de desarrollo armónico del país.

Otros aspectos son las emigraciones, que han creado este “modelo económico” de las remesas, y que está impactado en el uso de la tierra agrícola y urbana. También el fenómeno de la violencia, narcotráfico y la toma de territorios, las maras y los desarrollos urbanos informales. Sobre todo en la Ciudad Región Metropolitana: Esa Ciudad segregada de los cuatro millones de personas, con 200 mil en desempleo abierto.

Leer más...