Viernes 22 octubre 2021

Logo Central America Link

Orteguismo siglo XXI

Viernes 04 marzo, 2011


Sofía Montenegro 
El Nuevo Diario, Nicaragua

El pasado 26 de febrero, día del “IV Congreso Sandinista Nacional” realizado en plaza pública para proclamar la ilegal candidatura de Daniel Ortega para una prohibida reelección presidencial, confirmó de una vez la defunción política del FSLN como partido revolucionario. 

Si algo prueba ese evento es que se ha cumplido la ley de hierro de la oligarquía, de Robert Michels, que afirma que los partidos son gobernados por una minoría y el líder emancipado de la masa se mantiene en el poder a cualquier precio, incluso traicionando los viejos ideales. 

En sentido estricto, un congreso es una reunión que realiza un partido para actualizar sus principios ideológicos y determinar su línea programática, que suele discutirse en comisión y luego en plenario, por representantes electos por la membresía. Pero resulta que el FSLN ya ni siquiera es un partido doctrinario, porque ni tiene principios ni programa y mucho menos membresía, sino clientes. 

Leer más…