Lunes 14 octubre 2019

Logo Central America Link

Otra iniciativa

Viernes 07 octubre, 2011


Sandra de Barraza
La Prensa Gráfica, El Salvador

El Salvador es un país caro, es cara la energía porque se ha incentivado la producción con derivados del petróleo; es caro el transporte y la logística por falta de inversión, seguridad y más.

En la inauguración de la 7.ª Feria Industrial en El Salvador 2011, “Inversión y Competitividad para el Desarrollo” organizada por la Asociación Salvadoreña de Industriales (ASI) se hizo entrega de la Política Industrial. El ministro de Economía se la entregó al secretario técnico de la Presidencia. Al hacerlo dijo que compete al MINEC “promover la industrialización en función del crecimiento de la producción, la eficiencia del proceso productivo y la descentralización y diversificación industrial” y “procurar el desarrollo económico y social, mediante el incremento de la producción, la productividad y la racional utilización de los recursos económicos del país y garantizar precios justos a los productores, comerciantes y consumidores”.

El secretario técnico recibió el documento porque le compete “coordinar el Gabinete de Gestión Económica y el Gabinete de Gestión Social, propiciando la optimización de sus esfuerzos y la coherencia de sus acciones” para que lo que hace uno no lo deshaga otro. Reiteró públicamente el compromiso de recuperar las políticas sectoriales y el sistema de planificación que también es de su competencia. Reiteró el costo histórico de haberlas desechado y la exigencia de políticas sectoriales para el desarrollo. Fueron palabras alentadoras, especialmente las referidas a la convocatoria de los actores clave, instituciones de gobierno y empresarios industriales en un proceso de propuesta y negociación. Fue simbólico el lugar de entrega en donde alrededor de 45 empresas industriales, 10 de servicios, tres de comercio, cuatro instituciones públicas y 17 embajadas exponen muestras de sus productos y servicios. Me imagino que cuando se inauguró la que entonces fue la Feria Industrial de El Salvador (FIES) convertida en Centro Internacional de Ferias y Convenciones (CIFCO), los salones no alcanzaban para dar espacio a tanta iniciativa productiva y empresarial salvadoreña. Seguramente el cambio de nombre refleja lo que en nuestro país ha vivido la industria salvadoreña... no se ha muerto porque no se ha dejado matar.

Aunque desde la década de los noventa se dejaron de mencionar las políticas sectoriales, no es la primera vez que se presenta una política industrial. Asistí a la que presentaron en la gestión pasada (2007 o 2008) en el mismo lugar. Quienes han estado más cerca del tema comentan que hay iniciativas previas... ¿dos o tres? No importa. Lo cierto es que los intentos de elaborar, presentar y difundir políticas para recuperar, fomentar y desarrollar la industria manufacturera no han cubierto las necesidades de inversión, tecnología y empleo para elaborar productos comercializables en el mercado local y productos con calidad de exportación para penetrar los mercados mundiales. Por esto, es sugestivo el nombre de la 7.ª Feria Industrial “Inversión y Competitividad para el Desarrollo”.

Leer más...