Viernes 7 mayo 2021

Logo Central America Link

Panamá, hacia la competitividad

Lunes 19 septiembre, 2011


Manuel Castillero
Prensa.com, Panamá

Entre Finlandia y Panamá hay diferencias significativas. Aun así, analizar el caso de este país europeo y de su desarrollo tecnológico puede arrojar luces sobre cómo otras naciones y empresas han logrado el éxito en materia de competitividad. Después de la II Guerra Mundial ese país se caracterizó por un sistema de Welfare State, es decir, un Estado que desempeñaba inversiones masivas en educación e infraestructura y que tenía participación activa en empresas privadas.

Su economía tenía como eje la producción de pulpa de papel y la construcción de barcos, probablemente por su disponibilidad de bosques y su favorable posición marítima. A excepción de estas industrias, el país estaba ausente de los negocios internacionales y era uno de los menos avanzados de la región. Inclusive, hasta 1990, Finlandia era un país relativamente aislado, cuya economía dependía de la antigua Unión Soviética.

Para 2001, Finlandia se había convertido en una economía próspera, de rápido crecimiento y altamente competitiva. ¿Pero, cómo logra esta transformación acelerada, pasando de ser un país basado en recursos naturales y ubicación geográfica, exclusivamente, a una economía predominantemente tecnológica? ¿Además, qué hizo que la firma local Nokia se posicionara como uno de los líderes en materia tecnológica y de telecomunicaciones?

Uno de los factores fue la educación pública, que a partir de la década de 1970 era obligatoria y cuya calidad fue progresivamente mejorando, lo que permitió a los estudiantes obtener las más altas puntuaciones internacionales.

A inicios de la década de los 70 se produce una integración entre empresas de Finlandia y Dinamarca, Noruega y Suiza, dando inicio a una tecnología que habría de llamarse roaming y se estableció entre estos países una especie de estándar técnico que permitió el desarrollo de lo que luego se denominaría telefonía móvil. Es destacable que, a pesar de la tradición intervencionista del Gobierno finlandés, el sector telecomunicaciones se caracterizó por presentar un alto nivel de competencia, sujeto a la libre oferta y la demanda.

Leer más...