Lunes 19 agosto 2019

Logo Central America Link

Paradigmas de la agricultura

Miércoles 15 septiembre, 2010


Eloy Ortega Souza
El Heraldo, Honduras
 
En su evolución, los paradigmas de la agricultura han integrado a su estructura patrones distintos en la búsqueda de su adaptación en la sociedad agrícola y no agrícola. Para el caso, durante la década de los setenta se tenía en la producción agrícola un solo paradigma: el enfoque agroquímico.
 
Este se extendió, pero fue confrontado por nuevas y diferentes manifestaciones que corresponden a un nuevo modelo de pensamiento agrícola: el sistema alternativo. Inicialmente tenemos, pues, dos grandes modelos de producción agrícola, aquel representado por la llamada revolución verde (cuyo modelo se agotó por ser excluyente de la pequeña agricultura, por impulsar el monocultivismo frente a la estrategia ancestral de sistemas de producción basados en el policultivo, que es una manera de enfrentar el riesgo inherente a todo proceso productivo y hoy es representado por la revolución genética) y el enfoque del sistema alternativo.
 
Sin embargo, desde el momento mismo en que el enfoque agroquímico fue cuestionado por los principios del enfoque alternativo, variedad de manifestaciones con puntos de vista distintos empezaron a surgir y hoy en día vemos básicamente siete paradigmas agrícolas seriamente estructurados, con unas bases bien definidas, estos modelos son:
  1. La agricultura convencional
  2. La biotecnología
  3. La agricultura de sistemas expertos o de precisión 
  4. El sistema de producción integrada
  5. La agricultura orgánica
  6. La agricultura sustentable 
  7. La agricultura y la calidad de los alimentos
 
Estos paradigmas surgen como respuesta a las nuevas necesidades de la sociedad. No debemos apresurarnos en decidir qué paradigma está en lo correcto y cuál no. Es imprescindible reconocer la situación actual del país con una mirada holística, que contemple aspectos agronómicos, económicos, ecológicos, políticos y socio-culturales entre otros, pues son aspectos que interfieren en la construcción de una agricultura que es indiscutiblemente la base fundamental de progreso de esta sociedad y que debe buscar la sustentabilidad, la seguridad alimentaria, estabilidad económica y demás aspectos decisivos en el bienestar del pueblo.