Miércoles 25 mayo 2022

Logo Central America Link

Pérez corre a tres ministros en Guatemala

Viernes 22 mayo, 2015


 

Acorralado por los escándalo de corrupción, el presidente de Guatemala, Otto Pérez Molina, cambió a su gabinete.

En medio de la peor crisis de gobernabilidad que se recuerde en la historia contemporánea de Guatemala y con la población en las calles pidiendo su renuncia, Pérez Molina, confirmó la salida de los ministros de Interior, Energía y Minas, y Ambiente.

También fue sustituido el titular de la Secretaría de Inteligencia Estratégica del Estado, el general en retiro Ulises Anzueto.

De las destituciones resulta notoria la del ministro del Interior, Mauricio López Bonilla, un oficial de inteligencia muy próximo a Pérez Molina desde sus años de la academia militar, y en quien el mandatario depositó su confianza para la realización de su principal promesa de campaña: la seguridad.

El mandatario ha explicado su decisión con el argumento de la disposición de López Bonilla de aclarar ante los tribunales los señalamientos de corrupción galopante en la cartera. “Se investigarán contrataciones dudosas”, ha puntualizado Otto Pérez.

En su respuesta a los periodistas, el mandatario guatemalteco se ha empeñado en negar que exista una crisis institucional y en que se mantendrá en el cargo hasta el fin de la legislatura, el 14 de enero de 2016.

“Seguiré hasta el fin de mi mandato”, dijo en varias oportunidades. Añadió que si lo considera necesario “habrá nuevos cambios en los próximos días”.

La percepción del presidente, cuya credibilidad está por los suelos, es rechazada por analistas de diversas tendencias.

Uno de ellos, Manuel Conde, dijo al diario español El País que Otto Pérez debe renunciar a la brevedad, ante el riesgo de ser sometido a un proceso legal que lo lleve directamente a la cárcel.