Sábado 20 julio 2019

Logo Central America Link

Planificación y ordenamiento territorial como base del desarrollo

Martes 07 febrero, 2012


Bayardo Romero López
El Nuevo Diario, Nicaragua

No voy a referirme a la barbarie ambiental, geofágica, que está ejecutando el gobierno de Costa Rica, manipulando incluso la opinión del pueblo hermano en el caso del Río San Juan de Nicaragua. El calentamiento global exige medidas no solo de mitigación, sino medidas que regeneren parte de la biodiversidad que hemos ido perdiendo. Es increíble cómo el hombre, estando conciente de los daños ambientales que provocamos, que no son más que daños a nosotros mismos, continúe haciéndolo, dizque en aras del desarrollo de la humanidad. No se puede por capricho, ni siquiera por irresponsabilidad política permitir acciones de esta naturaleza.

El mundo moderno, el mundo civilizado, está obligado a enmendarse, a corregirse. No basta buena voluntad, no basta voluntad política, ni declaraciones expresadas en cumbres mundiales, regionales y nacionales.

La voluntad política debe expresarse en hechos concretos, acciones concretas. La verdadera conciencia debe entenderse, no sólo como la libertad soberana de una nación de defender sus recursos naturales, sino ejecutando acciones de desarrollo económico articuladas, en armonía con la naturaleza, para que ese desarrollo sea sostenible y no implique riqueza para hoy pero pobreza, desolación ambiental y económica a largo plazo.

Pero, para que esa libertad realmente exista y sea posible, debe haber primero conciencia de la necesidad de así hacerlo y una vez claros, convencidos realmente de esa necesidad, ejecutar acciones de desarrollo sobre la base del conocimiento integral de los espacios territoriales, de la porción del planeta tierra que Dios y los hombres nos han confiado, llámese continente, región, país, provincia o departamento, municipio, cantón, comarca, comunidad, aldea, barrio, valle, caserío, cuenca, etc., respetando en primer lugar la vocación primaria del suelo que vio nacer a nuestros ancestros, regenerando la naturaleza donde sea posible y sobre todo, en primer lugar, ordenando el uso de nuestra casa, nuestra madre tierra, con Planes de Ordenamiento y Desarrollo Territorial del espacio correspondiente, en el corto, mediano y largo plazo.

Leer más...