Miércoles 21 agosto 2019

Logo Central America Link

Por una empresa privada visionaria y creativa

Lunes 09 agosto, 2010


Mauricio Silva
El Faro, Salvador

La empresa privada es motor clave del desarrollo por su aporte a la economía, pero de manera especial por la creación de empleos. Cuando se habla de El Salvador siempre se menciona el dinamismo de la población y sus empresarios. Gran parte de lo que producimos e invertimos viene del sector privado.

Varias empresas salvadoreñas se han distinguido a nivel centroamericano e incluso internacional. El Salvador necesita de la empresa privada para su desarrollo económico; el estado no tiene la eficiencia y efectividad que ese sector ha demostrado. Ambos son complementarios.

Sin embargo, en las últimas décadas la empresa privada ha perdido competitividad, no se ha transformado de acuerdo a las exigencias de la globalización y mucho menos de las necesidades nacionales. El Foro Económico Mundial reportó en su último informe que el país bajó tres escalones en el índice de competitividad. La productividad de El Salvador en Latinoamérica es media y ello gracias a la intensidad de nuestra mano de obra. Estudios recientes (La Era de la Productividad, BID 2010) señalan la productividad como factor clave para el crecimiento económico y para disminuir la desigualdad.

La economía salvadoreña está altamente concentrada en los sectores servicios y comercio, donde la productividad y competitividad, comparada con otros sectores como el de la manufactura o la agricultura, es muy baja. El comportamiento del sector de la banca en estos últimos años no es positivo para nuestro desarrollo, con gran liquidez pero con muy poco crédito e inversión en el país en sectores productivos. La transformación tecnológica y la innovación de las empresas son lentas e insuficientes para el mercado internacional.

Leer más...