Tendencias

Preocupación por remesas

 
Martes 31 Enero, 2017
Enviar

 

Las economías de El Salvador, Guatemala y Honduras se verían seriamente afectadas, si se gravaran las remesas enviadas a las familias de los trabajadores en Estados Unidos.

México también sería afectado, ya que las remesas del año pasado ascendieron a aproximadamente el 2,5% del valor de la producción nacional.

Por otro lado, las remesas representan más del 15% del PIB tanto en El Salvador como en Honduras, y más del 10% en Guatemala.

Todavía no queda claro si la nueva administración norteamericana de hecho terminara por gravar las remesas y, de ser así, si el plan tributario afectaría solamente a México, como parte de un esfuerzo para hacer que los mexicanos financien un muro fronterizo.

Por otra parte, las remesas a Centroamérica mermarían, si algunos de los remitentes sean inmigrantes indocumentados, que son deportados como resultado de los controles más estrictos sobre los trabajadores extranjeros.

Cualquier reducción de los ingresos nacionales podría exacerbar las condiciones sociales en llamado Triángulo del Norte del Istmo, donde la pobreza es un factor importante para perpetuar una cultura de violencia.

Con tasas de homicidios de 85 y 64 por 100.000 habitantes en 2014, según las Naciones Unidas, El Salvador y Honduras son respectivamente los países más violentos del mundo.

Guatemala es el décimo, con 35 homicidios por cada 100.000 habitantes.

En cuanto al ingreso por persona, los tres países se encuentran en el tercio inferior del ranking internacional.