Jueves 22 agosto 2019

Logo Central America Link

Profesionales médicos, mala praxis y pacientes

Martes 14 diciembre, 2010


Guillermo Areas Cabrera
El Nuevo Diario, Nicaragua

Con la recién dictada sentencia condenando a un par de profesionales médicos se prevé un aumento de denuncias por mala praxis o negligencia, lo que hace necesario tomar las medidas adecuadas para prevenir un gran número de estas acciones y evitar la tendencia creciente, que les quitará a los médicos la voluntad de asumir responsabilidades, pues si las cosas continúan así se desarrollará una psicosis de miedo, pues ¿cuál es la institución en Nicaragua capaz de diferenciar y dictaminar si el riesgo tomado por el profesional médico acarrea responsabilidad legal o era un riesgo legítimo tomado en el ejercicio de la profesión médica?

¿Quién puede negar que existen errores que parecen criminales únicamente a los ojos de quienes nunca han estado en situación de cometerlos y que por lo tanto no pueden entenderlos? Esto no implica eludir la responsabilidad, sino por el contrario, afirmar que el ejercicio de la medicina significa un riesgo, pero un riesgo que tiene doble presupuesto de sustentación: ético y científico, que protegerán al médico de reclamos temerarios.

La protección jurídica de la salud y el respeto a la dignidad humana son las coordenadas básicas que regulan las cuestiones comprendidas dentro de la Responsabilidad Médica. Durante el ejercicio de la medicina, hay momentos en donde el médico debe tomar decisiones trascendentales, en especial en las situaciones de vida o muerte de un paciente; en estas circunstancias el médico no se detiene a preguntarse si lo que se propone realizar puede entrañar consecuencias legales, puesto que el hacerlo podría convertirse en un letal freno, que en última circunstancia sólo perjudicaría al paciente.

Cuando se violan las normas del adecuado ejercicio profesional queda configurada la mala praxis, la cual se define como la “omisión por parte del Médico, de prestar apropiadamente los servicios a que está obligado en su relación profesional con su paciente, omisión que da como resultado cierto perjuicio a éste”, o también “cuando el médico a través de un acto propio de su actividad, y en relación causal y con culpa produce un daño determinado en la salud de un individuo”; Por tanto, el no ceñirse a las normas establecidas (originando un perjuicio) hace al médico responsable de su conducta y de los daños que ocasiona.

La Responsabilidad Médica es la obligación de los médicos de dar cuenta ante la sociedad por los actos realizados en la práctica profesional cuya naturaleza y resultados sean contrarios a sus deberes por incumplimiento de los medios y/o cuidados adecuados en la asistencia del paciente ,pudiendo a veces adquirir relevancia jurídica.

Leer más…