Domingo 25 agosto 2019

Logo Central America Link

Promoviendo la economía del conocimiento

Jueves 16 septiembre, 2010


Pedro Argumedo
Elsalvador.com, El Salvador

Las naciones que más prosperan y se desarrollan han basado el crecimiento de su economía en el conocimiento. Estos países se caracterizan por mantener un liderazgo cimentado en el diseño, implementación y evaluación de estrategias, que tienen por objeto crear, adaptar y aplicar conocimiento, con el fin de mejorar la vida de las personas. Este proceso genera fuerte competencia para aprovechar las oportunidades de la globalización, por lo que las estrategias con mejores resultados en aumentar la productividad son aquellas que logran integrar, coordinar y hacer funcionar en forma más eficiente a las empresas, la academia y el gobierno.

El Banco Mundial elabora el Índice de Economía del Conocimiento, en el cual El Salvador ocupa la posición 88, de un total de 146 naciones evaluadas. De los cuatro pilares evaluados, los que muestran mayores rezagos son la educación, la capacidad de innovación y las Tecnologías de la Información y Comunicación (TIC); mientras que el régimen económico está mejor posicionado. Estos resultados nos revelan los enormes desafíos que enfrentamos como sociedad para mejorar el bienestar, y muestran la limitada discusión sobre la definición de la mejor estrategia para reducir las brechas.

La semana pasada, el país observó un ambiente diferente, ya que se realizaron cuatro eventos vinculados con los desafíos de basar la economía en el conocimiento. Se logró crear un ambiente en el que se propusieron y mostraron resultados de iniciativas que están en la dirección de cerrar la brecha de conocimientos. Al respecto, en dos eventos se demostró de lo que son capaces los jóvenes estudiantes cuando son apoyados y disponen del clima para desarrollar sus ideas

Los eventos realizados demostraron el espíritu emprendedor en los jóvenes universitarios, reflejaron los beneficios que obtiene el país al apoyar apropiadamente las ideas innovadoras. Los jóvenes, con sus capacidades, fueron complementados transfiriéndoles las mejores prácticas para la elaboración de planes de negocio, logrando plantear soluciones concretas a problemas cotidianos, ven el futuro con riesgos pero lleno de muchas oportunidades. Como sociedad, debemos cultivar la naturaleza innata competitiva de nuestros jóvenes, debemos crear el instrumental de apoyo a las ideas innovadoras para producir las soluciones más óptimas, y debemos propiciar el mejor clima de negocios para que las ideas se conviertan en inversiones. Esto se logra en otras naciones, por medio de fortalecer sus economías basadas en el conocimiento.

Leer más…