Viernes 19 julio 2019

Logo Central America Link

Propuesta que no vale un cacao

Jueves 23 febrero, 2012


Fernando Bárcenas
El Nuevo Diario, Nicaragua

En la XI cumbre de ocho países del ALBA, que se centraría en debatir la consolidación de un sistema económico alternativo para la región latinoamericana y caribeña (ya que la región cuenta con un mercado potencial de 60 millones de personas), Ortega propuso la formación de una grannacional del cacao entre los países del ALBA.

Una grannacional intenta una integración productiva, que destinaría su producción, fundamentalmente, al comercio intra-ALBA, bajo el concepto de comercio justo. El comercio justo es un término comercial progresivo, dirigido a modificar las reglas desiguales impuestas por los países del primer mundo para la operación de las transacciones comerciales con los países en desarrollo.

Este comercio, considerado justo, no involucra el concepto de solidaridad. Al contrario, presupone la eliminación de subsidios estatales a los productores agrícolas. Más que al comercio entre países subdesarrollados, el objetivo de justicia básicamente intenta eliminar a los intermediarios entre productores y consumidores (a fin de reducir la diferencia entre el precio de venta y el monto que recibe el productor); excluye las restricciones comerciales (para impedir la discriminación y el proteccionismo que practican los países desarrollados); además, el productor recibe el pago por adelantado para evitar la necesidad de financiamiento.

Respecto del tema en debate en la Cumbre del ALBA, habría que señalar, en primer lugar, que un sistema económico alternativo para la región latinoamericana y caribeña, intentaría no sólo eliminar la competencia interna por ofrecer el precio más bajo de los productos que exporta la región, sino que buscaría una integración productiva que requiere, inevitablemente, la planificación económica regional (imposible de realizar sin un control socialista sobre los medios de producción).

En segundo término, el PIB de todos los países del ALBA representa, tan sólo, el 9.17 % del PIB de América Latina y el Caribe (con el 12.24 % de su población). Es decir, el peso económico de los países del ALBA no sólo es poco significativo, sino que refleja un rezago en productividad respecto de la media regional.

Brasil, México y Argentina representan, en conjunto, 7.5 veces el PIB de los países del ALBA (con sólo 4.9 veces su población). De modo que ninguna estrategia que apunte a “un sistema económico alternativo para la región latinoamericana y caribeña” puede prescindir de estos países, que están a la punta de la productividad regional.

Leer más...