Viernes 19 julio 2019

Logo Central America Link

Pymes y TLC, entre luces y sombras

Martes 08 noviembre, 2011


No hay vuelta atrás. Los seis años que tardó en aprobarse el Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos fueron una suerte de chance adicional para que las pequeñas y medianas empresas (pymes) del país se prepararan para hacer frente a un acuerdo que desde antes de entrar en vigor, posiblemente a finales de 2012, abre la puerta de las oportunidades, pero también de las amenazas.

Las oportunidades están en la apertura de nuevos nichos de mercados, donde pueden entrar a competir los productos colombianos exportados con cero arancel.

Pero llegar a esa meta depende de alcanzar mayores niveles de productividad para ser competitivos frente a un mercado de alta demanda, pero exigente en calidad y valores agregados de lo que consume.

La eficiencia requerida tiene un punto a favor en que el 73 por ciento de las materias primas provenientes de Estados Unidos tendrá cero arancel desde el mismo momento en que entre en vigencia el TLC. Esto implicará una reducción en los costos de producción, al tiempo que se puede ganar en tecnificación, sumado a que se podrá exportar de manera permanente sin pagar más aranceles.

De otro lado, las amenazas están servidas. No se puede olvidar que el tratado es de doble vía y que Estados Unidos lleva un largo camino recorrido para alcanzar estándares productivos con alto grado de innovación apoyado en tecnología. A eso se suma que es puente para que manufacturas provenientes de otros países como China puedan llegar al creciente mercado colombiano a precios que, en las condiciones actuales, resulta muy complejo para las pymes poderles competir.

De ahí que líderes gremiales y analistas económicos consultados por este diario coincidan en que las pymes no tienen otro camino que el de unirse, y encontrar en la asociatividad la llave para tener el volumen suficiente que les permita penetrar en el mercado estadounidense.

"Construir relaciones comerciales es difícil, no es asunto de coger un maletín y viajar a vender a Miami. Hay que hacer una inteligencia de mercados y la paciencia es clave", explica Alejandro Gaviria Uribe, decano de la Facultad de Economía de la Universidad de los Andes.

Fuente: El Colombiano