Viernes 17 septiembre 2021

Logo Central America Link

Reforma de pizarra y chupadedo

Miércoles 18 enero, 2012


César Indiano
La Prensa, Honduras

En una emotiva cadena informativa –con intenciones claramente demagógicas– el Presidente del Congreso anunció anoche la Nueva Ley de Educación como “una revolución educativa”… porque esta vez –aseveró el licenciado Hernández– la reforma se ha hecho con la participación directa del “pueblo pueblo” y con el consenso de “todos los sectores involucrados en el tema: pueblo, fuerzas vivas, grupos étnicos, gremios, padres de familia, estudiantes y desde luego los políticos”.

El anuncio se hizo con un tono desafiante y en un clima claramente proselitista. El precandidato Hernández piensa que anunciar con bombos y platillos esta fritanga legislativa y encima llevarse los laureles con un tema “tan patriótico”, bien puede ser la maniobra crucial que necesita para tomar la delantera electoral. La mala noticia para el licenciado Hernández es que su llamada “revolución educativa” no es otra cosa que un truco de folletín dedicado a gente que se chupa el dedo, otro sancocho que pasará a la historia por insulso.

Quienes hemos vivido y sufrido las carencias de la educación pública sabemos perfectamente que el problema de la mediocridad escolar no se resuelve con ir doscientas o trescientas veces al centro. Tampoco es un problema de participación o no participación de la gente: dice el dicho “mucho ayuda el que no estorba”. La insignificancia de la escuela pública jamás será revertida con períodos más largos o más cortos y tampoco puede ser corregida únicamente con “mejoras salariales”. No se trata de decretar que “a partir de mañana todos deben hablar y escribir en inglés” porque mucho lograríamos con sólo conseguir que en las escuelas se vuelva a hablar español.

Se necesita estar enajenado por las ciegas ambiciones de una contienda electoral para creer “que la educación se reforma y se mejora simplemente con abrir un buzón de sugerencias y dejar que se imponga la santa sabiduría de la plebe”.

Leer más...