Martes 15 octubre 2019

Logo Central America Link

Regalías, corrupción y represión

Lunes 07 febrero, 2011


Sergio Simpson
El Nuevo Diario, Nicaragua

Esos tres componentes dominan en el gobierno de Daniel Ortega, los cuales no son la  vía acertada, pues más bien refuerzan conceptos que han prevalecido en el país, y deben  erradicarse si hablan de construir un sistema de justicia social.

La regalía a los pobres es la expresión cristiana del gobierno, se entrega durante un  ritual cuyo discurso es inspiración bíblica, de contenido mesiánico, con un dios  representado en el presidente Ortega. Quien vive en la pobreza, por supuesto, agarra lo que le regalan. Mientras, los regalones  esperan que con ello la persona beneficiada muestre gratitud ante la benevolencia y jure  venerar al protector.

El equipo de ideólogos del FSLN, si es que existe, está convencido de que si ese método  dio réditos a los ricos y poderosos en aquella época, sigue siendo válido en las  relaciones de poder en Nicaragua. Pueden equivocarse, a largo plazo son otros los  intereses de la sociedad nicaragüense. La historia de rebeliones  cívicas y guerras lo  demuestra.

Aun cuando parte de la población pobre conciba la bondad del patrón y gobernante, y le  disculpe el enriquecimiento desmedido; otros pobres y no pobres muestran indignación  ante la corrupción de los funcionarios estatales. Aunque no sea la mayoría, un grupo influyente de nicaragüenses denuncia públicamente  las injusticias que se comenten y va animando al pueblo a que se manifieste contra ellas. Corrupción existe en este gobierno, y muy poco, casi nada se hace para erradicarla, pues  garantiza lealtades e ingresos para “el partido”.

Leer más…