Domingo 20 octubre 2019

Logo Central America Link

San Juan Bosco y la Economía

Viernes 30 julio, 2010


 Eduardo García 
La Prensa Gráfica, El Salvador  

Los indicadores económicos para el área de Centroamérica no son muy optimistas en el presente. En especial para el área del CA4 la recesión norteamericana ha sido particularmente dura, por la disminución del volumen de las remesas, y porque la crisis reactiva un problema antiguo y actual. La movilización masiva de inmigrantes ilegales hacia las fronteras de Estados Unidos.
 
Aparte de estos hechos históricos, otro factor incide fuertemente en la baja de los indicadores: el problema de inseguridad y la violencia de las pandillas, que pone en jaque permanente a la sociedad, y que causa que la inversión extranjera renuncie a apostar por el desarrollo de esta región.
 
En medio de este panorama poco alentador, cobra enorme importancia un hecho aparentemente no relacionado con el tema: San Juan Bosco, conocido en el mundo simplemente como “Don Bosco”, se halla visitando “materialmente” los países de Centroamérica, bajo la forma de una urna de cristal con una pequeña reliquia del cuerpo del santo.
 
Movido a la compasión por los cientos de jóvenes abandonados, explotados, encarcelados o simplemente vagabundos en la convulsa Turín del siglo XIX, fundó la Compañía de San Francisco de Sales para dedicarse al servicio, la educación y la regeneración de todo este caudal humano y juvenil a punto de perderse.
 
En toda Centroamérica la obra de los hijos de Don Bosco es admirable. Escuelas y colegios han acogido y educado niños pobres desde finales del siglo XIX; han edificado completas ciudadelas para acoger y enseñar oficios y habilidades manuales y de pequeña empresa, desde panadería, zapatería, carpintería y sastrería, hasta tipografía, editoría, ingeniería y economía en sus  modernas universidades.