Domingo 24 enero 2021

Logo Central America Link

Ser o no ser, el dilema de la oposición

Martes 27 diciembre, 2011


Guillermo Areas Cabrera
El Nuevo Diario, Nicaragua

La oposición debe comprender que su papel no es únicamente de protesta y denuncia y que mientras las actitudes del partido de turno en el gobierno sean de beneficio al pueblo y dentro de la ley, es su obligación contribuir a la gobernabilidad y al desarrollo del país.

Oposición política únicamente existe en sociedades pluralistas donde existe alternabilidad en el gobierno, ya que hay oposición cuando no se concuerda con el gobierno y como tal se presenta un curso de acción distinto. Se es oposición cuando se aspira llegar al gobierno y dicha aspiración es viable únicamente en aquellos países en los que se permite elegir a través del voto popular. No podemos olvidar que también existen las llamadas “oposiciones sin alternativa“, que están conformadas por partidos sin posibilidades de llegar al gobierno.

En política, la acepción más común de oposición es la fuerza en los cuerpos legislativos que por lo general representa el antagonismo al partido gobernante. Es decir que en los sistemas democráticos, básicamente, “oposición” es un tipo de “conducta” o de “comportamiento” político, cuya formalización en las instituciones y en los sistemas políticos ha tenido lugar junto al desarrollo del parlamentarismo.

En las democracias frágiles, por su falta de transparencia institucional, autoritarismo y sobre todo por la debilidad de los partidos políticos, surgen otras forma de oposición que trascienden al parlamento son los movimientos sociales, la llamada “sociedad civil” y que, por lo general, claman por el respeto de derechos humanos, la instauración de un Estado de Derecho, beneficios y protección a las clases más desposeídas. En los últimos años, en Nicaragua se ha clamado por sufragios electorales transparentes.

Leer más...