Martes 29 septiembre 2020

Logo Central America Link

Solís prepara Costa Rica para otra presidencia de su partido

Jueves 23 febrero, 2017


 

A estas alturas, es difícil predecir cuál partido se perfila como ganador en Costa Rica de las elecciones presidenciales de febrero del año que viene.

Sin embargo, el sector privado debe reconocer la posibilidad real de que Acción Ciudadana se mantenga en el poder por cuatro años adicionales, producto en parte de una estrategia de campaña que busca el voto de los empleados públicos, agradecidos con un partido que protege sus privilegios.

Actualmente, el Gobierno propone revisar las anualidades de los burócratas para recortar el gasto público.

Sin embargo, la propuesta no define claramente cómo pretende controlar este gasto, incluso no establece una meta en cuanto al porcentaje de trabajadores que debería recibir el plus salarial.

Entretanto, la administración del presidente Luis Guillermo Solís ha compensado bien a los empleados públicos.

En el presupuesto de este año, el monto de salarios y beneficios incrementó en un 5 por ciento, mientras que en los dos anteriores el aumento fue del 11 y el 6 por ciento, respectivamente, a pesar de que en ese lapso casi no hubo inflación.

El tema de los recortes en el gasto del Gobierno, del cual la compensación laboral es el rubro más grande, casi no se ha tocado.

Por el contrario, la administración Solís el mes pasado engavetó la propuesta Ley de Empleo Público, que proponía reducir las anualidades y el derecho exclusivo, entre otros privilegios de los trabajadores del sector público, que representarían hasta unos 300 mil votos, sin contar sus familiares cercanos.

Otro aspecto que ayudaría al Partido Acción Ciudadana a mantenerse en el poder, es el hecho de que esta administración no enfrentó grandes escándalos de corrupción, lo que le ayudaría a reconquistar al electorado, que en su momento, les dio la espalda a los partidos tradicionales.

Esto no significa que no existieron escándalos de corrupción, ya que esta misma semana, se dio a conocer que al menos tres viceministras cobraron el incentivo de dedicación exclusiva sin tener los títulos académicos para hacerlo.

Por otra parte, el arreglo del puente “la platina” que parecen no tener fin, y la entrega del Centro Nacional de Convenciones antes de finalizar esta administración, generarían la percepción de que el Gobierno se preocupó por hacer obra pública.

El arranque de la campaña política se da en el periodo en que el mandatario vive sus mejores momentos de popularidad, ya que la emergencia del huracán Otto a finales del año pasado, le permitió mejorar su imagen, según CID Gallup.

Aún juzgado duramente por los costarricenses, no obstante en solo cinco meses cambió la percepción de la labor presidencial.