Sábado 25 mayo 2019

Logo Central America Link

Tiempos inciertos...

Lunes 28 noviembre, 2011


Nivia Rossana Castrellón
Prensa.com, Panamá

Angustia, sufrimiento, tensión e incertidumbre son la tónica de la cotidianidad en el siglo XXI. Se hacen aún más complejas las tareas fundamentales, como cumplir con nuestro papel de proveedores, parejas, padres, hijos, amigos y ciudadanos.

Se convierte en una aventura trasladarse por la ciudad, esperar en una fila interminable, sufrir los embotellamientos del tráfico, sobrevivir a las exigencias de nuestros entornos laborales y satisfacer nuestras necesidades como seres humanos. Es, entonces, cuando la fortaleza de nuestro entorno familiar se pone a prueba...

Llegamos sin aliento a nuestras casas, quizás influidos por la mala jornada, la falta de tolerancia y cortesía en el manejo de los conductores; la audacia de los peatones y el incesante ruido de los cláxones de los autos.

Cuando traspasamos el umbral de la puerta, nos encontramos, quizás, con una o varias manitas y caritas iluminadas que solicitan mimos y atención o quizás sean púberes o adolescentes rebeldes, un tanto mal educados, que responden con monosílabos, mientras teclean furiosamente sus blackberry o miran su facebook.

Perdemos la paciencia y nos decimos: “Encima esto”, y, de pronto, nos sentimos con el derecho de alzar la voz a nuestros hijos, nos provoca pegar o, incluso, encerrarnos en una habitación que nos aleje del tumulto. “No puedo más”, nos decimos.

Emociones negativas, agresividad, negatividad, intolerancia, impaciencia, desagrado, desilusión, tantos sentimientos encontrados... amamos a nuestros hijos, pero ¡qué capacidad tienen para sacarnos de quicio...!

Hay ocasiones en que pensamos que ellos deben comprender que venimos cansados de la jungla de fierro y cemento; que fue una batalla campal llegar a casa; que estamos haciendo lo imposible para darles lo mejor, quizás privándonos de muchas cosas o, en cada vez más casos, que somos cabeza de familia y que somos los únicos responsables de velar por su presente y su futuro.

Leer más...