Jueves 14 noviembre 2019

Logo Central America Link

Todos a votar el 6 de noviembre

Miércoles 19 octubre, 2011


Carlos Tünnermann Bernheim
El Nuevo Diario, Nicaragua

La participación en las elecciones es la manera de existir como ciudadano, es decir, como miembro activo y responsable de la “polis”, de la “cívitas”. Es también la forma de contribuir a la formación de la voluntad política colectiva y dar legitimidad a la autoridad de los gobernantes sujetos a elección.

La participación ciudadana organizada suele ser un indicador del nivel de consolidación y fortaleza democrática de una sociedad, a tal punto que en las naciones donde se dan altos índices de abstención en las elecciones y, en general, en la vida pública, puede afirmarse que en ellas la democracia es débil o anémica.

Estas reflexiones están ligadas a la inminencia de las elecciones nacionales del próximo 6 de noviembre, donde todos los ciudadanos y ciudadanas nicaragüenses debemos concurrir con nuestro voto a elegir las autoridades que tendrán a su cargo los destinos del país.

Debemos asumir este reto con responsabilidad, participando maduramente en el proceso electoral, convencidos de que el abstencionismo es dañino y no conduce a ninguna parte. Es simplemente una posición negativa, que nos margina de la decisión colectiva. A su vez, anular el voto es anularse uno mismo como ciudadano o ciudadana y favorecer al adversario. Al futuro del país no le convienen ni la abstención ni la decisión de anular el voto. No son comportamientos propios de ciudadanos responsables y participativos.

La única manera de evitar que se consume un fraude electoral, como el ocurrido en las elecciones municipales del 2008 y perpetrado por los mismos magistrados que ahora están de facto al frente del proceso electoral, es concurriendo masivamente a las urnas electorales el 6 de noviembre. Así podremos construir entre todos, con el arma cívica del voto, un muro de contención contra el fraude.

Leer más...