Lunes 21 septiembre 2020

Logo Central America Link

Trabajo y seguridad

Lunes 18 octubre, 2010


La Tribuna, Honduras
Carlos A. Medina R.

El Presidente Porfirio Lobo Sosa le ha pedido a los inversionistas nacionales que inviertan, que no tengan miedo, que hay seguridad jurídica y que es necesaria su participación para el desarrollo del país, pues la inversión trae empleo, y por lo tanto, seguridad económica para la familia.

El presidente del Consejo Hondureño de la Empresa Privada, Santiago Ruiz le pidió al mandatario que parara su “discurso antiempresarial”,  pues no abonaba a la conciliación que él mismo estaba promoviendo. Pues bien, el Presidente ha dedicado nueve meses de su gobierno a obtener el apoyo de las naciones del mundo para que se le reconozca como un mandatario legítimo, aunque no ha logrado que los países de UNASUR le den el visto bueno, y por la retórica de los presidentes de Ecuador, Venezuela, Brasil y Bolivia parece ser que este es un sueño a la distancia.

Honduras está consiguiendo las ayudas financieras cuando el Fondo Monetario Internacional (FMI), le abrió el camino para que el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y el Banco Mundial (BM), le concediera los préstamos y donaciones necesarios para completar nuestro endémico presupuesto de este año.

El Presidente Lobo, que nunca en su campaña nos habló de su social cristianismo, y que más bien hablaba con mucho disimulo del “humanismo cristiano” ahora ya se destapó y ha manifestado que esa es la ideología política que regirá su gobierno y el camino que el partido que lo llevó al poder ha decidido tomar para cambiar de un partido de centro derecha a uno encajado en una social democracia.

No existe en su decisión nada que nos cause temor o que nos saque de quicio, pues son doctrinas con las que Europa neutralizó el marxismo leninismo y el capitalismo salvaje, y en esos países no se interrumpió la inversión privada ni el derecho a la propiedad y por lo tanto usando las armas del capitalismo moderado lograron desarrollar su economía.

Leer más…