Domingo 16 mayo 2021

Logo Central America Link

Treinta años de atraso

Jueves 22 septiembre, 2011


Ricardo Umaña Portocarrero
La Nación, Costa Rica

En los 80 estaba listo un préstamo para la construcción de la carretera San José-Caldera. Por 10 años se estuvo pagando intereses al banco prestatario y no se pudo usar. ¿Por qué? No estaban listos los derechos de vía. El Estado se autoamarra con leyes que como la referida y con Setena y otros, de manera que se hace imposible hacer nada, de forma que, como dice el señor Federico Villalobos en artículo de LaNación del domingo 18 de setiembre, no es raro que con los años vamos a estar en la cola del desarrollo.

Pero antes de crear otro monstruo de institución, veamos cuáles son algunos de los amarres de las actuales.

Ley de expropiaciones: Si esta ley no se actualiza, cualquier buena intención se queda en el limbo. Hay un proyecto de ley preparado por la Asociación de Carreteras que, según los entendidos, complica más la situación.

Hay otro proyecto preparado por los abogados del Ministerio de Obras Públicas y Transportes (MOPT) que agiliza los trámites y que meses atrás lo tenía el jerarca para remitirlo a la Asamblea Legislativa, pero ignoro si fue remitido a esta. Si esa ley no se racionaliza, todas las intenciones de progreso son vanas.

Consejo Nacional de Vialidad (Conavi), Consejo Nacional de Concesiones (CNC), Consejo Técnico de Aviación Civil (Cetac): El presidente de estas instituciones es el jerarca del MOPT. Aun cuando delegue sus funciones, es humanamente imposible atender con eficiencia tal cantidad de responsabilidades y esto hace que leyes como la de expropiaciones no se tramiten con la agilidad requerida. El MOPT necesita un jerarca al 100% del tiempo, con las botas puestas y sin corbata, como Salas y Echandi. En esos tiempos marchaba como un reloj.

Leer más...