Miércoles 8 febrero 2023

Logo Central America Link

Tren eléctrico de Costa Rica enfrenta incertidumbre por salida de jefe

Martes 19 julio, 2016


 

Guillermo Santana, presidente del Instituto Costarricense de Ferrocarriles (Incofer), ayer abandonó el cargo. Sin embargo, la salida no atrasaría el proyecto del tren urbano.

Incluso se espera dentro de un mes contar con el estudio de preinversión del Banco Centroamericano de Integración Económica, aseguró el propio Santana.

“Estamos cumpliendo el estudio formal de prefactibilidad, que irá a alimentar un futuro fideicomiso que se dedicará a buscar todos los fondos que se requieren. El paso que sigue es la estructuración misma del proyecto, ver su viabilidad financiera, lo cual estaría listo en mayo del año entrante si las cosas proceden como está planificado”, dijo Santana.

Sin embargo, será difícil saber si se trata o no de un plan económicamente viable, al requerir datos puntuales sobre la cantidad de pasajeros, la ubicación de las estaciones, y las conexiones con un sistema de buses, que podrían cambiarse, antes de que el proyecto ferroviario esté terminado, entre otras dudas.

Para hacer el sistema viable para los pasajeros, la tarifa podría requerir el subsidio de un Gobierno que ya enfrenta uno de los déficits más altos de Latinoamérica.

Se trata de la inversión de unos $1.5 mil millones, para un tren eléctrico de doble vía de 80 kilómetros, que en su primera fase conectaría Alajuela, Heredia y Cartago, de acuerdo con las declaraciones del Incofer.

Es la tercera versión de un tren eléctrico, sustituyendo el que propuso en 2013 el expresidente del Incofer, Miguel Carabaguíaz.

Ya está por firmarse un fideicomiso por $40 millones del Banco de Costa Rica, para arreglar la vía existente y comprar trenes para el sistema actual.