Sábado 17 agosto 2019

Logo Central America Link

Tres leyes que requieren legitimidad social

Miércoles 08 diciembre, 2010


Carlos Tünnermann Bernheim
El Nuevo Diario, Nicaragua
 
Cuando los contenidos de una ley interesan a toda la sociedad, en razón de la materia de que tratan, es indispensable que ellas se fundamenten en un amplio consenso nacional, producto de una consulta a todos los sectores sociales.
 
Es lo que, ejemplarmente, se hizo hace pocos años con la elaboración y aprobación del Libro Blanco sobre la Defensa Nacional. En cambio, esta vez, el Presidente Ortega decidió enviar a la Asamblea Nacional tres proyectos de ley sobre seguridad nacional, defensa nacional y régimen jurídico de fronteras, sin ninguna consulta previa salvo, aparentemente, con el Ejército, solicitando su aprobación con “trámite de urgencia”. 
 
Paradójicamente, en la fundamentación de los proyectos se dice que estos asuntos requieren ser asumidos con “visión de nación” y que los “Intereses Supremos Nacionales”, que son “los principios y aspiraciones esenciales para la existencia del Estado”, deben ser el resultado “de un amplio consenso nacional”, algo que esta vez se ha omitido. Desde allí estas leyes comenzaron mal.
 
Tampoco puede justificarse el trámite de urgencia por el actual diferendo fronterizo con Costa Rica, desde luego que este se resolverá, tarde o temprano, por la vía diplomática o por la de la Corte Internacional de Justicia. Es el Presidente Ortega quien se ha empeñado en darle a este diferendo un matiz bélico, que en realidad no tiene ni debería tener.
 
Cierto que se necesita elaborar buenas leyes para normar estos asuntos, pero estas deberían ser muy bien consultadas y consensuadas, garantizando siempre el respeto a la institucionalidad democrática y la subordinación del poder militar al civil, tal como lo prescriben la Constitución Política y las leyes de la República. Los proyectos enviados a la Asamblea Nacional por el Presidente Ortega tienen un marcado corte militarista. ¿Será que se pretende, en alguna forma, involucrar al Ejército Nacional, que se ha ganado el reconocimiento ciudadano por su profesionalismo, en el proyecto autoritario y continuista del Presidente Ortega?