Viernes 19 julio 2019

Logo Central America Link

Un pacto electoral para el desarrollo de las Mipymes

Martes 14 febrero, 2012


República Dominicana/Listin Diario - A finales de la pasada semana, “líderes de la Unión Europea respaldaron destinar fondos estructurales comunitarios” para apoyar a las Pymes y desarrollar programas de fomento del empleo juvenil, con lo cual se busca “compaginar el ajuste fiscal con el crecimiento económico y la creación de empleos”. En adición, la propuesta europea también procura incentivar la formación de los jóvenes, reducir la segmentación de los mercados laborales y rebajar la fiscalidad del trabajo.

Estas medidas no solo parecen lógicas, sino que también parecen ir de la mano con la situación actual del desempleo y de la parálisis de algunas economías del viejo continente.

Datos del Global Employment Trends 2012 señalan que desde que empezó la crisis se reporta un incremento de 27 millones en las personas desempleadas, la mayoría jóvenes, con una tendencia al deterioro del empleo según disminuye el nivel de actividad económica en el mundo. Este estudio también revela que el problema del desempleo es mayor en los jóvenes, siendo la tasa de desempleo juvenil de un 12.7%, casi el doble de la tasa global.

Otro dato importante que arroja este estudio es que durante 2011 el desempleo de los jóvenes en edades entre 15-24 años fue de 74.7 millones, con un incremento de un 6.7% desde 2007. Para 2012 se espera que el desempleo aumente en tres millones de personas, y las proyecciones indican que esta tendencia continuará hasta 2016, a menos que se apliquen políticas activas para la generación de empleo productivo y decente. A este problema se le añade el de la disminución de la productividad y los bajos salarios, los cuales, a la par con el encarecimiento de los bienes y servicios en los mercados, apuestan a un aumento de la pobreza y la marginalidad de una parte importante de la población mundial.

Frente a esto, la Comisión Europea ha empezado a implementar durante este 2012, acciones concretas para atacar el desempleo, y el mecanismo elegido para ello es la dotación de incentivos para la creación y desarrollo de pequeñas y medianas empresas. La Unión Europea ha dispuesto 82,000 millones de euros para combatir el paro en esa zona, de los cuales 10,700 serán redirigidos a la economía con mayor desempleo en el bloque europeo, la española. Reformas en los mercados laborales españoles, así como la formación de jóvenes en áreas con potencial de desarrollo son las prioridades en la colocación de esta cantidad de recursos.

De su parte, Barack Obama, presidente de Estados Unidos de América, está solicitando al Congreso de su país medidas bipartidistas que ofrezcan incentivos fiscales a la pequeña empresa y también para la creación de nuevos negocios. Obama ha sido reiterativo en proponer acciones para la creación de empleos estadounidenses, bajo el entendido de que esto incentiva el consumo y, por vía de consecuencia, la actividad empresarial.

En el caso de América Latina y el Caribe, región muy bien valorada en la reunión de los ricos y poderosos que tuvo lugar en Davos, Suiza, en enero, sobre todo por cómo ha enfrentado la crisis económica mundial, el nivel de desempleo durante 2011 para personas de ambos sexos se ubica en un 7.2%, un poco más alto que el promedio mundial que es de 6.0%. Entre las mujeres latinoamericanas y caribeñas el desempleo es más elevado (8.5%) que entre los hombres (6.2%). Sin embargo, la cosa se complica cuando se analiza el desempleo entre los jóvenes, el cual alcanza un 13.3% en la región latinoamericana, siendo casi tres veces más alto que entre los adultos.

Fuente: Listin Diario