Lunes 13 julio 2020

Logo Central America Link

Una guerra cambiaria

Jueves 28 octubre, 2010


Gustavo A. Valderrama R.
La Prensa, Panamá
 
Actualmente se cocina a nivel mundial lo que se denomina “la guerra cambiaria” y de hecho esta realidad podría impactar a las economías emergentes que han logrando grandes resultados, incluyendo a Panamá. En la presente entrega deseo ampliar de un modo sintetizado esta dinámica y las cuatro amenazas potenciales que podrían impactar a la economía panameña.
 
En primer lugar, la guerra cambiaria se deriva del hecho de que países con grandes desequilibrios macroeconómicos tratan de impulsar sus exportaciones; intervienen devaluando artificialmente sus monedas, haciendo que sus productos sean más baratos para mejorar su competitividad.
 
En segundo lugar, esta guerra cambiaria podría elevar el proteccionismo por medio de barreras comerciales y así protegerse de los fuertes déficits comerciales. Esta situación terminaría elevando los precios internos en cada economía. Panamá, un país usuario del dólar, tendría fuertes desequilibrios.
 
En tercer lugar, el que las economías latinoamericanas hayan hecho sus deberes y sus resultados sean muy buenos incluye a Panamá, esto produjo que se elevara su calificación. Con su grado de inversión está recibiendo fuertes entradas de dólares que se acumulan en los bancos y está generando presiones y excedentes de liquidez a rendimientos muy bajos. Frente a esta situación el mercado interbancario, que es una fuente de ingresos sobre los excedentes de los bancos, se está haciendo costoso, y la situación de la economía internacional les reduce las opciones para mover esos capitales y generar rentabilidad.
 
En cuarto lugar, el 30% de la economía panameña depende de la exportación de servicios; el hecho de que exista una amenaza hacia el proteccionismo podría reducir el comercio internacional, lo que impactaría los ingresos que generan el Canal, la Zona Libre de Colón, los puertos, el turismo.