Viernes 18 septiembre 2020

Logo Central America Link

Valorado por la empresa privada

Lunes 11 octubre, 2010


Carlos Alberto Cerda Gaitán
El Nuevo Diario, Nicaragua

La empresa privada nicaragüense no confía en el sistema judicial de la Nación. En la Encuesta de Confianza del Empresario el 97.6 % consideró que el sistema judicial nicaragüense “No es confiable”, y únicamente el 2.4 % consideró lo contrario (v. II Informe de Coyuntura Económica 2010, Funides).

La desconfianza del sector empresarial puede tener dos razones fundamentales: El desconocimiento de la forma básica en que funciona la administración de justicia en el país, es decir, la ruta del sistema judicial (cómo y dónde se presenta una demanda, cómo llega el caso al despacho judicial, cómo se presenta un escrito, cómo se actualizan todas las diligencias en un sistema informático, cómo se consulta el expediente de forma personal o virtual, cuánto tiempo debe durar un proceso, etc.).

Esta información hace tiempo dejó de ser exclusiva de los abogados, y en varias formas fue puesta a disposición de la ciudadanía en general. En virtud de los avances tecnológicos, los empresarios cuentan con herramientas informáticas para consultar y dar seguimiento a los procesos judiciales. Sobre esto, hay información interesante en el sitio electrónico del Poder Judicial.

La segunda fuente de la desconfianza de los empresarios nicaragüenses puede ser la certeza, con pruebas en mano, de que el caso será conocido y resuelto de forma anómala: sin juez imparcial y sin proceso, mediante la compra y venta de voluntades, o, lo que es peor, a través de las “llamadas telefónicas” del “jefe” indicando al juez que se pronuncie en determinado sentido u orientando que “archive” el proceso.

En este ejercicio de reflexión sobre el tema, valdría la pena analizar la Encuesta de Confianza del Empresario, antes citada, agregando un dato expuesto por la abogada Nejama Narváez, del Centro de Mediación y Arbitraje de la Cámara de Comercio de Nicaragua, Caconic, que en muchos sentidos, evidencia la necesidad de promover dentro del sector empresarial la cultura del diálogo y el acuerdo, con motivo de que los conflictos sean resueltos de forma rápida y a menor costo.

Leer más…