Miércoles 12 mayo 2021

Logo Central America Link

Venezuela sin Chávez

Lunes 19 septiembre, 2011


Socorro Ramírez
El Nuevo Diario, Nicaragua

Al igual que todos los pacientes con cáncer, el presidente venezolano Hugo Chávez se enfrenta a tres escenarios: una cura rápida, un tratamiento prolongado o una muerte temprana. Cualquiera de ellos que ocurra -incluso si realmente se está recuperando tan rápido como nos quiere hacer creer- en Venezuela ya se ha comenzado a hablar de la era post-Chávez.

Chávez maneja la información sobre su enfermedad y tratamiento como parte de una estrategia política. Después de su cirugía, invocando a Dios, Fidel Castro, los espíritus de la sabana y la ciencia médica, respondió a los rumores sobre su enfermedad e hizo de su regreso tras el tratamiento en La Habana una doble celebración del bicentenario de Venezuela y de su triunfo sobre el cáncer.

Chávez es un maestro en la manipulación de los medios de comunicación: después del fallido golpe de 2002 en su contra, blandió un crucifijo para perdonar a sus adversarios y ser perdonado por ellos. Después de su primera sesión de quimioterapia, Chávez exclamó: “Voy a cambiar radicalmente mi vida”.

Hasta ahora, los cambios se notan en su apariencia y consignas, y una cierta autocrítica se ha colado en su imagen pública. En su cumpleaños 57, vestía de amarillo en vez de rojo y sustituyó “Patria socialista o muerte” con “Vamos a vivir y vamos a ganar”. Le dijo a su movimiento: “Las personas que se visten de rojo hasta en la ropa interior son sospechosas, y lo mismo ocurre con la palabra ‘socialismo’. Tenemos que reflexionar e introducir cambios en nuestro discurso y nuestras acciones”. Y confesó a la televisión venezolana que “una cierta falta de eficiencia en la rutina cotidiana... ha puesto en peligro las políticas del gobierno en muchas ocasiones.”

Pero ni sus tweets, su imagen como deportista, las reuniones de gabinete televisadas ni los artículos en que arremete contra la oposición han sido capaces de frenar una creciente percepción de que su enfermedad ha puesto en marcha una transición incierta.

Leer más...