Lunes 20 mayo 2019

Logo Central America Link

Vietnam político

Jueves 04 agosto, 2011


Demetrio Olaciregui Q.
La Estrella, Panamá

Luego de una verdadera batalla entre la Casa Blanca y el Congreso, Estados Unidos logró momentáneamente superar la quiebra económica. Pero entró en una quiebra política. Los ciudadanos estadounidenses llegaron al hastío, se hundió la confianza en el sistema político, los mercados bursátiles reaccionaron espantados y la reputación internacional de Estados Unidos quedó empañada. Lo que estaba en juego no era el crédito, sino la credibilidad. 

Desde hace mucho tiempo el gobierno estadounidense ha venido gastando más de lo que recauda. Esto agravado por las guerras en Afganistán e Iraq y la más grave crisis financiera desde la Gran Depresión de hace 80 años. Todo se originó por el mal cálculo político de la Casa Blanca y el Congreso, al tratar de encontrar una solución a la crisis descomunal que se abriría si al gobierno no se le autorizaba emitir deuda pública y mantener el funcionamiento del Estado. 

Estados Unidos tiene los recursos para seguir pagando, pero no contaba con el permiso legislativo para continuar haciéndolo. No era un problema de liquidez, sino de una moratoria creada por los políticos. Estados Unidos se autocolocó en la moratoria, en una actitud suicida que dejó al mundo boquiabierto. Según lo acordado se aumentará el endeudamiento inmediato en $900,000 millones y se realizará una reducción del gasto en $2.4 billones en 10 años. Se creó un mecanismo llamado ‘resolución de desacuerdo’, que permitirá elevar el techo de la deuda pública en $2.3 billones hasta el 2013.

Leer más…